Avisar de contenido inadecuado

La salud pública en Chile

{
}

Esta, es variada en terminos de servicios y asistencias.

En efecto, a lo largo de todo chile nos encontramnos con descomunales diferencias tanto en el trato personal a los pacientes que en su mayoría son personas vULNERABLES, como en la calidad de la atención primaria y hospitalaria. Sería largo enumerar los casos negativos, tamnbién los positivos que sin duda los hay pero en una proporción bastante  menor si los comparamos con lo  NEGATIVO.  Esto, obedece a varias causas, una de ellas es, que la gente cuando es bien atendida no se hace tiempo para decirlo ni menos ESCRITURIARLO.

Por mi parte, y bastante asombrado debo reconocer que desde que sufrí mi primner  INFARTO al miocardio  trabajando en el litoral, fuí llevado en un vehiculo particular al consultorio de  EL TABO, un  DILIGENTE paramedico decidio enviarme de inmediato al hospital en  ambulancia, se preocupo de mantenerme siempre despierto y atendio las necesidades propias de estos protocolos que es ir poniendo o instalando en mi cuerpo las  VIAS y todo lo que era necesario para llegar listo.

En el recinto se preocuparon de notificar a mi familia pero, pensando que era poco lo mio y algfo pasajero no quise que se comunicaran solo al tercer día me convencieron de hacerlo.  los cuidados en la  UCI fueron extremos, a tal piunto que resultaba incomodo tanta amabilidad, en suma un recinto limpiecito y acogedor.

Los tramitres posteriores y posteriores y....posteriores no hicieron mas que sostener una realidad  INPROPIA que a ratos asustaba    ¿Será otro país?,   me preguntaba, El cardiologo de considerable edad, salia con la ficha del paciente y los llamaba a viva voz y lo que es mas asombroso a la hora indicada para cada paciente. Un profesional que no necesitaba secretaria,         PROACTIVO    Y   COMPROMETIDO   CON    EL   PUEBLO  SOCIALMENTE

Esto motivó en mi persona  ESCRITURIAR a  la mismita MINISTRA DE SALUD, contandole lo agradecido que estaba de esas personas y del sistema impuesto en el recinto, muy diferente por cierto a los que hay en santiago (red pública).

La atención que recibi en santiago en mi segundo  INFARTO hospital  SAN JUAN DE DIOS, es un tema aparte, muy largo que amerita una intervencion en la  ESCRITURIADA de  LARGO ALIENTO.

Me resigné a seguir atendiendome en la comuna de  EL TABO, es ahí donde vivo para todos los efectos legales, de ocio, de trabajo y de sobrevivencia.

La atención en el consultorio, es digna de  ELOGIOS, todas las personas que allí atienden lo hacen amablemente, saludan y la atención es expedita en todas sus formas, recibo ahí mis remedios y si alguna vez he tenido problemas es solo mi culpa POR MI CULPA, POR MI GRAN CULPA(tres golpes despacitos en el pecho)

La atención ya me era demasiado familiar, a ratos temí que fuera un sueño y quien me saco ese temor fue un ofrecimiento que me hiciera una dama que trabaja ahí  tomando la presión arterial y preparando al paciente para que lo vea el  MATASANOS,  se trataba de atenderme con el  DENTISTA, acepté, hable con él y me agenciaron una hora. Aquí empezó una nueva historia que se vino a sumar a las anteriores, realicé  INGENTES  esfuerzos para aceptar el tratamiento que me proponía ya que por defecto y comodidad propia del algunos seres humanos entre ellos me cuento y multiplico,  nos vamos acostumbrando a mascar el alimeto a medias, invitandolo a pasar por el  WUERWUERO muchas veces casi entero. Un doctor jovencito, amable hasta por los  TUETANOS, profesional ciento por ciento, cumplidor con las horas agendadas y mas encima lo  trata a uno como persona, interesandose habilmente de los  problemas de salud y así es con todos los pacientes. Su apellido es  GUAJARDO, no estoy autorizado para revelar su identidad. Aquí pude entender lo que significan las palabras,  SENSIBILIDAD, PROACTIVIDAD, SOCIABILIDAD, PROFESIONALISMO.

Como nada es perfecto en la vida, constate personalmente lo PENCA, de algunas personas lo que no diré de que se trata ni daré nombres  para no empañar esta hermosa historia que le da un realce positivo y nos obliga a tratar de ser buenas personas, servil, con el resto de la comunidad única forma creo yo, de generar  CAMBIOS  en la cultura chilena.  DOC   GUAJARDO,  siempre agradecido.

La historia con el  DOC  no ha terminado, pero me picaban los dedos por intervenir el teclado  y dar rienda suelta antes que el  ALZAIMER  se apodere de mi escasa memoria y dejar asi un testimonio de vida y decirle a la comunidad que es  POSIBLE, que hay personas  AGENDADAS  con el espiritu  SOCIAL y ser   uno,   VICTIMA de esta forma de atender, de  SER y de  ESTAR,  lo que nos obliga a  EMPODERARNOS  para hacer nuestra esta forma de vivir muy, pero muy olvidada por estos DIAS.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La salud pública en Chile

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre